¿Pueden algunas sustancias incidir en un problema cultural o social?

Autor: Javier Mauricio Moreno Ochoa

Fecha: Septiembre 2013

1. Introducción

2. Tipos de variables

3. Tipos de sustancias

4. El rol que juegan los grupos sociales

5. Las falsas conductas normales

6. Tabaquismo

7. Alcoholismo

8. Síndrome de abstinencia

9. Muestreo

10. Opinión

11. Referencias

1. Introducción

En la actualidad nos vemos influenciados por las sociedades y las diferentes culturas que hay en el mundo. Además de esto, vivimos en sociedades consumistas que nos presentan nuevas y diferentes alternativas para vivir, pero con este ritmo de vida tan agitado que es moralmente aceptado, y se ve con buenos ojos, en los diferentes círculos sociales, familiares, laborales.

Podemos aceptar ciertos consumos de sustancias en diferentes ocasiones ya que por cultura está bien visto, por ejemplo, el café es considerado una sustancia estimulante, pero sus consumidores no se consideran viciosos; el alcohol es aceptado en reuniones sociales; el tabaquismo hoy en día es señalado y perseguido, pero sigue siendo aceptado en la sociedad.

¿Qué hace que una persona llegue al consumo de sustancias psicoactivas y se vuelva narcodependiente tanto emocional como físicamente, cómo combatir este nuevo flagelo y prevenir esta nueva enfermedad, que azota y destruye nuestra sociedad?

A continuación explicaremos las consecuencias que puede traer el abuso de ciertas sustancias cuando se sale de los parámetros aceptados por la humanidad.

2. Tipos de variables

Aunque encontramos varios tipos de variables, que son observables, intermedias conductuales, trabajaremos con las independientes y dependientes.

En este caso, nuestra variable dependiente será el rol que juega la sociedad y la cultura frente al problema, la independiente es el consumo de sustancias. Recordemos que las variables dependientes son aquellas que dependen de ellas y que son un efecto, y las independientes son aquellas que se pueden manipular. Aquí vemos la incidencia de las sustancias ante una sociedad y cultura, los efectos que conlleva este abuso y las consecuencias que trae para un círculo social que se puede llamar familiar, laboral o cultural.

3. Tipos de sustancias

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las drogas se consideran como una sustancia química que es introducida en el organismo de una persona y que a su vez modifica o altera el comportamiento físico o químico de esta. Debemos tener en cuenta que no todas las sustancias o medicamentos nos vuelven dependientes de ellas.

Recordemos que la mayoría de los medicamentos que se encuentran en el mercado ayudan a mejorar nuestra salud, no causan daños colaterales y dependencias. Se debe de consultar al médico porque con la automedicación estamos cometiendo un error. Podemos estar ingiriendo medicamentos que no necesitamos y pueden afectar en nuestro comportamiento físico y emocional.

En este campo encontraremos varios tipos de drogas. Como son innumerables, las clasificaremos en tres tipos de sintomatologías que pueden producir:

  • Estimulantes: como su nombre dice, son aquellas que estimulan el sistema nervioso central (SNC). Es una droga que aumenta los niveles motrices, cognitivos, refuerza la vigilia, el estado de alerta y atencional. Hay en el mercado sustancias legales como té, café, guaraná, e ilícitas como el cat que es la base para hacer las anfetaminas, etc.
  • Depresoras: son sustancias que vuelven más lento el SNC. Las conocemos como ansiolíticos, sedantes o somníferos y son utilizados en la medicina. Sus efectos son somnolencia, euforia, en pequeñas dosis, sensación de aturdimiento, relajación muscular, disminución de la velocidad en los movimientos y en los reflejos, incluso pérdida de la coordinación motriz. Hay personas que las utilizan para otros efectos y abusan de ellas; las más comunes son: el alcohol, barbitúricos, opioides y las benzodiacepinas.
  • Alucinógenas: estas drogas alteran la percepción de las personas, tienen alucinaciones auditivas, distorsionan las imágenes, oyen voces, etc., y se sienten sensaciones diferentes de un estado de vigilia normal.
Estimulantes Depresoras Alucinógenas
Cocaína Opio Marihuana
Basuco Morfina Hachís
Anfetaminas Heroína LSD
Cafeína Codeína Masacalina
Nicotina Barbitúricos Psilocibina
Bufotemina

4. El rol que juegan los grupos sociales

Durante épocas los diferentes grupos sociales han marcado una diferencia y han influenciado en las diferentes generaciones. Estos círculos que influyen en nuestro desarrollo como seres humanos los dividiremos en tres grupos: los familiares, los pares y la cultura:

La familia: es el estandarte de la sociedad, de ahí provienen nuestros valores y la educación que hemos recibido para ser gente de bien, pero ¿qué pasa cuando una familia no le presta la atención necesaria a su hijo, y que por el contrario lo deja a su deriva, o que lo sobreprotege? Sabemos que las épocas han cambiado; ahora el tiempo pasa más rápido, las necesidades de los seres humanos se han modificado. Observamos también que ambos padres trabajan para suplir las necesidades básicas de los hijos, dejando a un lado su educación y expuestos libremente a la internet, videojuegos, etc.

No debemos dejar que la modernidad afecte nuestro entorno familiar, ya que ésta juega un gran papel. Cuando alguno de nuestros hijos desee probar o consumir algún tipo de sustancia, tenemos que prepararlos para enfrentar cualquier tipo de situación y que sepan que puedan contar con la ayuda y apoyo necesario para encarar los problemas. Es necesario siempre hablar las cosas como son, sin exagerar o adornar la verdad. Es importante tener un acompañamiento en las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo de nuestros hijos.

Muchas veces nosotros, como hijos, alejamos a nuestros padres y nos da miedo hablar de ciertos temas, por ejemplo, la drogadicción o cualquier otro tema los pueden indisponer, por el simple hecho de preguntarles. Es importante que los padres den suficiente confianza a sus hijos y que no haya ningún tema vedado. Si, en el momento en que nuestros hijos tienen alguna inquietud sobre cualquier tema y nosotros no tenemos la respuesta, debemos discutir con ellos y buscar la ayuda pertinente para no darles respuestas a medias o equivocadas. Con nuestro apoyo ellos no perderán la credibilidad y no buscaran respuestas en otros círculos.

Amigos o Pares: son las personas con las cuales compartimos la mayoría de nuestro tiempo, ya sea en colegio, trabajo, universidades o en nuestro círculo social. Muchas veces por no consultar a nuestros padres o pedir ayuda a la persona idónea, nos dejamos influenciar y presionar por este tipo de personajes que dicen ser nuestros amigos y lo único que quieren es vernos destruidos o que pasemos un mal momento.

En nuestra sociedad siempre buscamos pares que nos puedan brindar apoyo, estabilidad y seguridad, que haya afinidades mutuas. Recordemos que no debemos de juzgar a las personas por su carátula sin antes conocerlas. No porque piensen o vistan de una forma diferente significa que van a tener una mala influencia en nosotros. Los padres juegan un rol importante al conocer a las personas que frecuentan y comparten con sus hijos para delegar su confianza en ellos.

La cultura: las sociedades y la cultura juegan un rol muy importante en el momento de consumir algún tipo de sustancias ya sea alucinógenas, depresoras, estimulantes o psicoactivas. Por ejemplo, para ciertas tribus indígenas masticar la base de coca es normal; en ciertos países no es prohibido utilizar ciertos tipos de drogas con fines terapéuticos, o simplemente no le vemos nada de malo en tomar café, ya que socialmente son aceptados. Pero, ¿qué pasa cuando nos aprovechamos de ciertas sustancias?, cambiamos nuestros comportamientos y conductas y le echamos la culpa a la modernidad, o simplemente le achacamos los problemas a nuestro núcleo familiar sin entender que todos los factores mencionados anteriormente influyen en la conformación del problema.

5. Las falsas conductas normales

Los consumidores habituales experimentan cambios en sus comportamientos conductuales y cognitivos cuando se encuentran bajo los efectos que producen estas sustancias. ¿Qué ocurre cuando pasa el efecto?; poco a poco nuestro organismo se adapta a la ingesta de estas sustancias y así mismo hace que aumente el hábito de consumo.

Ahora bien, los efectos que pueden llegar a sentir estos tipos de consumidores van desde el aumento en su actividad física y cognitiva, se sienten estimulados, eufóricos, alertas y hacen cualquier tipo de tarea dependiendo de la sustancia que hayan ingerido, se producen alucinaciones, tanto visuales como auditivas pero su efecto no es durable.

Cada sustancia varía su tiempo de efecto. El bienestar o sensación que experimentan los consumidores puede oscilar entre los 5 minutos y las 6 horas. Esto conlleva a que el organismo o la mente cada vez pida mayor cantidad y en periodos más breves.

Consecuencias: dependiendo de la sustancias varían sus efectos. En sustancias como las depresoras encontramos aletargamiento, dificultad para hablar y en ocasiones produce sueño, depresión. En drogas más peligrosas encontramos desórdenes físicos, alucinaciones, falta de apetito, ira, dificultades respiratorias, irritación de las mucosas, agresividad, pérdida de sueño, aumento o aceleración de las funciones cardiacas.

Al llegar a este extremo el consumidor pierde todo tipo de control y según el caso es capaz de cualquier cosa. También se observa que de la euforia pasa rápidamente a la disforia o caída, en la que el individuo que apenas hace unos instantes era un ser poderoso pasa a ser un miserable, irascible y presenta una ansiedad insoportable. Por eso se ve en la penosa necesidad de volver a consumir para calmar esa sensación y sentir nuevamente los efectos de la sustancia.

Tenemos la falsa creencia que las drogas que conocemos producen este efecto. Pues no, el cafeinismo produce insomnio, aumento de palpitaciones, calambres musculares, excitación en el sistema nerviosos, identificados por los cambios de carácter, intranquilidad, temblores en las manos, sensación de angustia y en ocasiones, alucinaciones cuando se abusa del consumo,

6. Tabaquismo

El tabaquismo es un estimulante, pero es la sustancia que más daño nos puede hacer aunque es aceptada por la sociedad. En los últimos tiempos se han hecho campañas para concientizar del daño que nos puede hacer; se encuentra relacionado con los infartos al miocardio, cáncer de pulmón, boca y garganta, etc.

Al preguntarles a las personas que fuman qué experimentan en el momento de fumar, muchas de ellas nos contestaron que los tranquiliza, les quita los nervios, les calma la ansiedad o angustia que tienen en ese preciso instante; pero ojo, este tipo de sustancia calma la ansiedad y se nos puede volver en un mal hábito o una adicción pues cada día queremos fumar más.

¿Cómo nos iniciamos en este vicio? Podemos decir que la cultura y las sociedades muchas veces nos abren sus brazos a este tipo de males. El tabaquismo fue introducido por la misma sociedad; no es raro ver en estos tiempos que los adolescentes y mucha más gente fumen, ya que somos sociedades consumistas, y a través de campañas publicitarias nos incitan a entrar a este mundo y quieren hacernos creer que fumar te hace interesante, atractivo e intelectual, que da un mejor estatus en la sociedad, pues solo los grandes personajes son consecuentes con este hábito.

Cuando no nos muestran el otro lado de la moneda, es decir, las consecuencias y ya estamos inmersos en el hábito, nos angustiamos y decidimos dejar de fumar. Nunca es tarde para dejar el vicio, pero la decisión es de cada individuo. Encontramos que hoy existen tratamientos para dejar de fumar, pero esto no va tener ningún éxito si la persona no tiene la férrea voluntad de dejarlo.

No hay que decirle al consumidor de tabaco ni obligarlo a dejarlo. Él mismo tiene que tomar la decisión, pero sí podemos acompañarlo y apoyarlo si toma la determinación de dejarlo.

Fumar-Mata-1 Fumar-Mata-2
Fumar-Mata-3

7. Alcoholismo

Se puede decir que es una sustancia depresora como estimulante. Sus efectos al principio pueden hacer que un individuo tenga sensaciones eufóricas, hace que se desinhiba, que se alegre, pero como vemos, de un instante eufórico puede pasar a la disforia, de alegría a la tristeza; hace que su SNC se vuelva lento.

¿Que rol juega nuestra sociedad en este tipo de asuntos? El alcoholismo es una enfermedad y se debe tratar como tal. ¿Qué pasa cuando nos volvemos consumidores sociales? Sólo tomo en reuniones o eventos sociales; desde el punto de la teoría psicobiológica adicción por fases, hace que el individuo relacione el sitio y las personas con los efectos positivos del trago; es decir, el individuo no sólo disfruta de los efectos del alcohol como de las personas y el lugar.

¿Qué sucede cuando se abusa de este tipo de sustancia? El cuerpo crea una dependencia física y mental a las personas que consumen este tipo de sustancias; el cuerpo y la mente les exige que tomen con más frecuencia y en mayor cantidad. Desde el punto psicológico, se refiere al estado anímico o emocional que experimenta y de la sensación de insensibilidad y vértigo; desde el punto físico, el cuerpo exige la presencia del alcohol en su cuerpo de manera imperativa y obligante.

No podríamos establecer una causa real por la que las personas se vuelven alcohólicas, pero sí podemos decir que la sociedad influye en el consumo de esta sustancia. Observamos que nuestras sociedades a través de los diferentes medios de comunicación hacen que consumamos este tipo de sustancias; pero luego dicen que eso es malo. Hay más campañas publicitarias para que consumamos alcohol que para prevenir el consumo.

Los diferentes tipos de campañas son engañosas ya que sólo desean vender sus productos y no piensan en los efectos que esto puede traer a sus consumidores. Venden la idea de que tomar unas cervezas no es malo, pero no les dicen que el exceso de alcohol es perjudicial para la salud, o lo dicen en letra pequeña, o en una grabación que no se entiende. Sólo lo hacen para cumplir una ley, no porque les importe su bienestar. Al consumir cualquier sustancia uno se debería preguntar: ¿es beneficio para mí o para el vendedor?

Alcoholismo-1 Alcoholismo-2 Alcoholismo-3
Alcoholismo-4 Alcoholismo-5

** ¿Qué ocurre cuando el cuerpo te pide más, porque ya esas dos copitas diarias no son suficientes?

8. Síndrome de abstinencia

Es la combinación de síntomas y reacciones molestas que experimenta el organismo y el individuo al suspender o dejar de consumir algún tipo de sustancia; esto se da cuando se toman o se ingieren sustancias que producen dependencia física como psicológica y es un claro indicativo de que el sujeto ha alcanzado la plena adicción a este tipo de sustancias.

El sujeto experimentará y soportará un malestar general, nervios, dolores de cabeza, temblores, diarrea, vomito, vértigo, calambres, mareos, zumbidos, dolores musculares, y en casos extremos se presentara delirium tremens, que consiste en que el individuo esta fuera de contacto con todo lo que le rodea, no sabe dónde está o qué está haciendo, ignora por completo el día en que vive, se altera su ubicación espacial, presenta síntomas como fiebre, alucinaciones, un intenso dolor, convulsiones, insomnio y se siente cansado, tiene reacciones violentas ya que piensa que las personas que le rodean lo están siguiendo o están allí para producirle daño. En estos casos es necesario hospitalizar al paciente.

TOLERANCIA: Se conoce con este nombre ya que el organismo del individuo se adapta y tolera la sustancia. Por eso el consumidor aumenta el consumo para poder obtener o sentir los efectos conseguidos en un principio. Éstas se dividen en cuatro tipos de tolerancia:

  • Tolerancia metabólica: hace que el organismo aumente la eficiencia de las barreras, de tal manera que degrada de mejor forma las sustancias
  • Tolerancia celular: tanto las células gliales y las neuronas minimizan los efectos de las sustancias por medio del encapsulamiento de los neurotransmisores
  • Tolerancia aprendida: cuando la persona aprende a enfrentar los efectos de una sustancia deja de sentir los efectos completos de la sustancia; es decir, una persona que consume marihuana debe de relacionarse con otras. El individuo controla los efectos que tiene sobre él en aspectos comportamentales y conductuales, aprende a manejarse frente a un entorno social, pero esto conlleva al aumento de la sustancia
  • Tolerancia cruzada: ésta consiste en que algunas sustancias que el individuo ingiere hacen que otras sustancias no tengan ningún efecto o se produzca una tolerancia

SENSIBILIZACIÓN: ésta es el contrario de la tolerancia ya que con la misma cantidad de la sustancia se aumentan los efectos percibidos, aunque suele presentarse con mayor frecuencia cuando se consume la sustancia ocasionalmente. Algo que llama la atención es que la sensibilización es selectiva con los efectos que puede presentar una persona.

DEPENDENCIA: debemos saber que cada individuo reacciona diferente al consumo de sustancias y que experimenta sus propios efectos. Encontramos dos tipos de reacciones, las físicas y las psicológicas.

Pero cada sustancia genera un tipo de reacción que puede ser sólamente física o psicológica; puede ocasionalmente presentar los dos tipos de reacción. Cuando se presenta este tipo de situación es peligroso para el individuo, ya que puede traer nefastas consecuencias en sus estados emocionales y físicos.

9. Muestreo

A continuación aplicaremos una prueba dirigida a diferentes sujetos y estatus socioeconómicos con la cual mediremos si alguna vez ha consumido algún tipo de sustancia y con qué frecuencia.

PRUEBA

Edad:

Sexo: (F) (M)

Ocupación:

Fecha:

1. Marque con una "x" si alguna vez ha consumido algún tipo de estas sustancias

Estimulantes No
Tabaco
Cafeína
Energizantes
Cocaína
Anfetaminas
Bazuco
Depresoras No
Ansiolíticos
Alcohol
Barbitúricos
Opio
Morfina
Heroína
Alucinógenas No
Marihuana
LSD
Hachís
Masacalina
Bufotamina
Psilocibina

2. Marque con una "x" con qué frecuencia consume este tipo de sustancia donde, 1 es a diario, 2 semanal, 3 quincenal y 4 mensual.

Estimulantes 1 2 3 4
Tabaco
Cafeína
Energizantes
Cocaína
Anfetaminas
Bazuco
Depresoras 1 2 3 4
Ansiolíticos
Alcohol
Barbitúricos
Opio
Morfina
Heroína
Alucinógenas 1 2 3 4
Marihuana
LSD
Hachís
Masacalina
Bufotamina
Psilocibina

3. ¿A qué edad comenzó a consumir este tipo de sustancias?

RESULTADOS

Se aplicó la prueba en una población de 38 sujetos de los cuales el 52.63% fueron hombres y el 47.37% fueron mujeres

Diagrama-Sectores-Genero Diagrama-Barras-Genero

La edad promedio de los encuestados es de 32,23 años. Varía con un mínimo de 21 años y un máximo de 60, y la edad promedio de consumo es de 17,26 años

Graficos-Edad-Consumo

En las siguientes gráficas veremos qué género consume más algún tipo de sustancias.

Café

Diagrama-Barras-Genero-Cafe Diagrama-Sectores-Genero-Cafe

Alcohol

Diagrama-Barras-Genero-Alcohol Diagrama-Sectores-Genero-Alcohol

Tabaco

Diagrama-Barras-Genero-Tabaco Diagrama-Sectores-Genero-Tabaco

Frecuencia de consumo de alcohol

Diagrama-Barras-Frecuencia-Alcohol Diagrama-Sectores-Frecuencia-Alcohol

Frecuencia de consumo de cafeína

Diagrama-Barras-Frecuencia-Cafeina Diagrama-Sectores-Frecuencia-Cafeina

Frecuencia de consumo de tabaco

Diagrama-Barras-Frecuencia-Tabaco Diagrama-Sectores-Frecuencia-Tabaco

Frecuencia de consumo de energizantes

Diagrama-Barras-Frecuencia-Energizantes Diagrama-Sectores-Frecuencia-Energizantes

Estas graficas representan el consumo de las sustancias con mayor aceptación dentro de la población.

10. Opinión

Los seres humanos juzgamos pero no damos soluciones. Es como dice un viejo refrán: al caído caerle. No hay que señalar y dar juicios a priori; debemos proponer soluciones para combatir el consumo de estas sustancias. Hay que convenir que el consumo de sustancias va en aumento y esto se debe a los cambios que se vienen presentando en los entornos que nos movemos, ya sea, cultural, laboral, familiar o social.

11. Referencias

  • ADVISORY NETWORK ON MENTAL HEALTH: Review of Best Practices in mental
  • Health Reform Health Systems Research Unit Clarke Institute of Psychiatry
  • Publications Health Canada, Ottawa, Ontario, 1998.
  • ALVARO J.; TORREGROSA J. Y GARRIDO A.: Estructura social y salud mental. En Influencias Sociales y Psicológicas en la Salud Mental. Siglo XXI de España Editores. Madrid. 1992.
  • AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION: Practice Guideline for Treatment of Patients with Substance Use Disorders: Alcohol, Cocaine, Opioids. Washington, 1995
  • ARAYA, R.; ROJAS, G.; FRITSCH, R.; ACUÑA, J.; GONZALEZ, I.; HORVITZ, M.: A Public Health Study of Psychiatric Disorders, Drugs Abuse and Health
  • Behaviour. Facultad de Medicina. Universidad de Chile. 1999.
  • COMISION DE EVALUACION DE ATENCION PRIMARIA: Evaluación de la Atención Primaria. Departamento de Atención Primaria. División de Salud de las Personas. Santiago, 1997
  • DEPARTAMENTO DE MEDICINA SOCIAL, U. DE HARVARD: Salud Mental en el mundo: Problemas y prioridades en poblaciones de bajos ingresos. Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. Oxford University Press. O.P.S., 1995.
  • FERNANDEZ RIOS, l.: Manual de Psicología Preventiva. Teoría y práctica. Siglo XXI, 1994
  • MINOLETTI, A.; CASTRO, L. y cols. : Orientaciones para un Programa Comunal de Prevención del Uso Indebido de Drogas y Alcohol. Intendencia Región Metropolitana y Ministerio de Salud. Santiago, Chile, 1995
  • SUBSTANCE ABUSE AND MENTAL HEALTH SERVICE ADMINISTRATION. The national treatment improvement. U.S.A., 1997 8
  • UNIDAD DE SALUD MENTAL: Normas Técnicas y Programáticas en Beber Problema: Consumo Perjudicial y Dependencia Alcohólica. Departamento Programa de las Personas. División de Salud de las Personas. Ministerio de Salud, 1993
  • UNIDAD DE SALUD MENTAL: Manual para formar Agentes de Prevención en Alcohol y Drogas: “Con los Jóvenes”. Departamento Programa de las Personas. División de Salud de las Personas. Ministerio de Salud, 1993



Banner-Aulafacil